Autora : Nariel Springfield 30 mar. 2016



¡Hola cerecitas!

Sí, ya sé que dije hace una semana que haría el post y que me he retrasado, pero la Semana Santa se me pasó volando y, sin darme cuenta, ¡ya es miércoles y abril se me echa encima! A veces me da pánico ver cómo pasa el tiempo. Pero tal y como os prometí, hoy vengo de nuevo con una entrada dedicada a todos esos autores ─de poesía, literatura, cómic, etc─ que quieren autopublicarse y no saben qué trámites necesitan hacer, o cómo hacerlos.

Al principio todos escuchamos cosas como ISBN, depósito legal, código de barras, etc, y aunque sabemos más o menos lo que son, no entendemos ni para qué están, ni cómo podemos hacernos con ello. ¿Es algo exclusivo para las editoriales? ¿Cuesta mucho? ¿tenemos que vender nuestra alma al diablo?



Pues hoy voy a intentar resolveros todas vuestras dudas. En primer lugar, y antes de meternos a fondo con el tema, no son trámites obligatorios, pero sí recomendables. Al menos el ISBN y el depósito legal. Del código de barras podemos prescindir si no vamos a vender nuestras obras en una tienda física, ya que el precio, al fin y al cabo, lo fijamos nosotros y no necesitamos tenerlo almacenado en ningún ordenador. Y dicho esto, vamos con los dos trámites más comunes a los que tenemos que enfrentarnos cuando autopublicamos una obra.

EL ISBN

El ISBN  es un identificador único para nuestros libros. Con él, nuestra obra queda registrada en sus listados y todo el mundo podrá encontrar nuestra obra y sus especificaciones. Aunque siempre se ha asociado este número a las editoriales ─de hecho, muchas veces cuando vas a pedir un libro a una librería, te lo piden para encontrarlo antes─, a día de hoy la agencia del ISBN también da números a las autopublicaciones. Y no solo en papel, sino que si autopublicamos una obra en formato digital, también podemos pedirlo para añadirlo a la primera página de nuestra obra.

Hay que tener en cuenta que el ISBN solo es para libros, así que no podremos pedir este número si lo que vamos a publicar son láminas de ilustración, catálogos, publicaciones periódicas, etc. Todo esto viene muy bien explicado en su página, la verdad, y no es muy complicado de hacer. Al principio asusta un poco ─como todo trámite, ya se sabe que la burocracia a veces es un engorro─, pero os aseguro que no es nada complejo.



Lo que tenéis que hacer es ir a su página web. Una vez allí, en el menú de la izquierda, debéis ir a la sección Autores/Editores. Esto es muy importante, porque es donde tendremos que rellenar la solicitud del número y hacer el pago. Si es la primera vez que pedís uno os recomiendo que leáis primero la pestaña de Información, donde detallan muy bien qué cosas no necesitan ISBN y todo lo que hay que adjuntar para pedirlo, que no es más que una fotocopia del DNI si somos persona física, o del NIF en el caso de hacerlo como persona jurídica.

Una vez preparado, como es la primera vez que pedimos un ISB, solo tenemos que ir a la pestaña de Solucitud (en la misma sección Autor/Editor) y ahí hacer clic en "Ir al formulario". Ya os digo que es muy intuitivo. De ese modo se os creará un perfil de autor en la agencia, con vuestros datos, de manera que la próxima vez que pidáis un número de ISBN podréis obviar este paso. Al crear ya el perfil, no necesitaréis presentar de nuevo la copia del DNI porque ya estará en su registro.

El precio del ISBN es de 45€ (95€ si lo queremos urgente en un día) y se puede pagar tanto por Paypal como con tarjeta. Una vez registrados y habiendo hecho el pago, se nos proporcionará el formulario donde tendremos que dar todas las especificaciones de la obra.

¡Et voilá! En unos días tendremos nuestro número de ISBN y podremos dar el siguiente paso: pedir el número de depósito legal.



EL DEPÓSITO LEGAL

Este trámite no es mucho más complicado, pero sí es más engorroso. La misión del depósito legal es recoger ejemplares de las publicaciones para la preservación del patrimonio bibliográfico, sonoro, visual, audiovisual y digital.

Al contrario que con el ISBN, el depósito legal hay que hacerlo en nuestra comunidad de origen, de modo que tendréis que buscar la página correspondiente a vuestra comunidad y allí informaros de dónde debéis hacer el depósito.

La solicitud del número puede hacerse de manera telemática y, al igual que con el ISBN, tendréis que adjuntar una copia del DNI o del NIF y rellenar todos los datos sobre la obra, incluyendo el número de ISBN que previamente habéis pedido. Este trámite no tiene coste alguno. En cuanto tengamos el número, al igual que con el ISBN, lo agregaremos a la primera página de nuestra obra.

Pero esto no es lo único. Una vez lo hayamos recibido, tenemos un plazo de dos meses ─y siempre antes de la salida al mercado de la obra─ para ir a la oficina del depósito legal de nuestra comunidad y hacer entrega de cuatro ejemplares de nuestra obra que se destinarán a diferentes archivos y bibliotecas. El plazo es bastante amplio, así que tampoco hay que hacer la impresión corriendo por si nos pilla el toro, no os preocupéis. Pero sí que, antes del plazo establecido, tendréis que presentar los cuatro ejemplares para su colocación: libros si la publicación es física, y CD en el caso de ser digital.

¡Y listo! Como os dije la cosa asusta mucho más cuando se dice que luego cuando se hace. Siempre que vayáis a autopublicar vuestra obra, haced estos trámites, porque de esta manera nuestras obras quedarán registradas y estarán en las bibliotecas centrales de España.

Espero que el post os haya servido de ayuda. Como siempre, si os ha gustado compartidlo y si tenéis alguna duda dejad comentarios en esta misma entrada y os contestaré encantada. No olvidéis seguirme en mis redes sociales (Twitter y Facebook) y seguid el blog si queréis estar al día de las publicaciones.

¡Hasta la próxima, cerecitas!


Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Mundo de cereza - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -